Publicado: 4 de Junio de 2017

En Bachillerato son bastante comunes los ejercicios de "rewriting", que no son otra cosa que expresar lo mismo pero de distinta manera. 

Este tipo de ejercicios, aparentemente tediosos, nos proporcionan con la práctica flexibilidad mental, y aumentan considerablemente nuestra capacidad de comunicarnos en una lengua que no es la nuestra.

Porque, afortunadamente, la lengua no es algo rígido, sino que está llena de sinónimos, giros inesperados, perífrasis verbales y giros inesperados que juegan a nuestro favor a la hora de enfrentarnos al inglés.