Publicado: 4 de Junio de 2017

Las palabras parónimas son aquellas que se escriben o suenan de una manera muy similar, pero que poseen significados diferentes.

Suelen dar lugar a confusiones divertidas, como pueden ser:

  • La víscera le tapaba la cara. 

Víscera hace referencia a los órganos del cuerpo, así que según la frase, las tripas le tapaban la cara; a no ser que se trate de un protagonista de una película de terror, seguramente lo que le tapaba la cara fuera la 

visera

de la gorra.

  • Antonio expiró en clase de yoga y se quedó relajado.

Antonio se debió quedar relajado porque al expirar, murió el pobre hombre. No obstante, lo que haría en clase de yoga sería 

espirar

, es decir, soltar el aire que tiene en los pulmones, en alguna técnica de relajación.


Algunos ejemplos más de palabras parónimas son:    

  • comprensión/compresión
  • lesión/lección
  • preposición/proposición

Y, tras esta explicación, a resolver el ejercicio.