Publicado: 4 de Junio de 2017

Nos guste o no (y habitualmente la tónica común es un rotundo NO) los verbos empiezan a trabajarse en tercero de Primaria y, a partir de ahí, son una constante hasta terminar Bachillerato.

Por lo tanto, cuanto antes se dominen, menos sufrimiento generarán en el futuro. 

Y dicho esto, a por el ejercicio.