Publicado: 26 de Diciembre de 2018

Este año en el que el terrorismo, la desolación, enfermedades, situaciones violentas en los centros educativos, abusos y desastres de todo tipo han copado multitud de titulares, hemos decidido llenar nuestra academia de buenos deseos para el año que va a comenzar.
Hemos pedido ayuda a nuestros estudiantes y sus familias, solicitándoles que escribieran los propósitos  de año nuevo en su idioma de origen, pues el año comienza para todos, ya seamos españoles, colombianos, peruanos, rumanos, franceses, marroquíes o polacos.
Y, no es casualidad, casi todos ellos coincidieron en tres grandes deseos (incluso podríamos llamarlos necesidades): AMOR, PAZ y SALUD.
Con sus deseos, bolsas de papel kraft (apoyamos el reciclaje y la conservación del planeta) y mucho tiempo, realizamos los banderines que, durante todo el mes de diciembre, han decorado nuestro pasillo.
¿Qué os parece la idea?